Fugas eléctricas, causas y soluciones

En qué consiste el CERTIFICADO DE AHORRO ENERGÉTICO Y PARA QUÉ SIRVE
02/02/2018
Certificados de Eficiencia Energética
29/08/2018

¿Quién no ha sentido un ligero hormigueo al tocar un electrodoméstico o una parte metálica?

Cuando experimentamos esta sensación hemos estado frente a una fuga eléctrica, causante de serios accidentes.

Una fuga eléctrica puede dañar nuestra integridad física. Además que bimestre con bimestre el pago por el suministro de energía eléctrica es elevado. Por ello, es importante que conozcas sus causas y posibles soluciones. Esperamos que esta información te sea de suma utilidad en tu labor diaria.

EL CONCEPTO

Se dice que hay fuga eléctrica cuando la energía sale de su circuito normal, es decir, de los hilos conductores. Esto ocurre cuando el aislamiento del conductor está deteriorado; se corre el riesgo entonces de que el conductor haga contacto con otro cuerpo conductor. Como por ejemplo: una lavadora o una tubería metálica, originando el paso de corriente a través del contacto establecido.

Cuando esta situación se da, y en la instalación eléctrica doméstica no existe toma de tierra, el aparato se vuelve un conductor de alta resistencia. Que al ser tocado produce un choque eléctrico que puede resultar muy peligroso en presencia de humedad o agua.

En tanto, cuando la instalación cuenta con puesta a tierra y una protección diferencial, ésta opera abriendo el circuito y evita la descarga. Protegiendo así a las personas y a los equipos eléctricos.

La normativa indica que toda instalación eléctrica que se monte en la actualidad debe contar con toma de tierra. Ésta actuará como camino de retorno para las posibles fugas. En aparatos e instalaciones defectuosas o mal aisladas. Un camino de baja resistencia para la electricidad, un sistema de seguridad. Electrodomésticos, como por ejemplo lavadoras (ver imagen 1), en los que hay acumulaciones de agua pueden entrañar un riesgo serio si no tienen toma de tierra.

Identificar la toma de tierra no suele ser complicado. Los cables en una instalación eléctrica siguen un código de colores en el que el destinado a la toma de tierra es de color verde solamente o con franjas amarillas. Comprobar si una casa cuenta con toma de tierra es tan sencillo como abrir una caja de conexiones y ver si estos cables existen y están conectados.

Si la casa es antigua y no cuenta con una instalación de toma de tierra, puedes plantear a las personas instalarla. En este caso conviene recordar que nunca se debe utilizar las conducciones de agua o gas como toma de tierra. Si se produjera una fuga eléctrica cualquiera que tocara un grifo en la casa podría recibir una descarga.

¿CÓMO UBICARLAS?

A continuación te presentamos algunos sencillos pasos para detectar en dónde tenemos la fuga eléctrica:

1. Apagar todas las luces y desconectar todos los aparatos eléctricos. Verifica si circula corriente, de cualquiera de estas dos formas:

Con un amperímetro ya sea de gancho o normal y verificando el valor de corriente.

Observando el disco del medidor, si gira indica que hay consumo de energía eléctrica.

En caso de no haber lectura en el amperímetro o el disco se detenga, sigue el paso dos.

2. Reconecta los aparatos sin encender ninguna lámpara y verifica nuevamente el amperímetro o el disco del medidor. Si circula corriente, desconecta de uno a uno los aparatos hasta encontrar el de la falla.

CAUSAS

Debemos tener presente que todo signo de calor o aumento de temperatura en una parte de una edificación. Donde se presume que existe una instalación eléctrica, es un signo de fuga.

La humedad excesiva, la mala calidad de los artículos eléctricos y un mal trabajo de instalación son también factores determinantes para que ocurra una fuga de electricidad.

Muchas veces pagamos cuentas elevadas de luz, y no es necesariamente porque consumimos mucho. Como mencionamos anteriormente, las fugas pueden generarse por humedad en cañerías. Por ejemplo, al estar el cable en contacto permanente con humedad o agua (pueden generarse por condensación, calefacción, o propiedades con cimientos húmedos, o cercanas al mar). El aislamiento del cable se deteriora y el conductor del cable se pone en contacto con la cañería. Por consiguiente, esto se llama fuga a tierra (la corriente se descarga a tierra por medio de la cañería o pared).Esto genera consumo, aunque desconectemos todos los artículos eléctricos y paguemos las lámparas.

Los aparatos eléctricos también son causantes de fuga. Cuando notamos que algunos se calientan sin razón aparente significa que el material usado en su fabricación ha perdido su aislamiento y está dejando pasar a tierra parte del flujo eléctrico. Esto sucede mayormente en productos de mala calidad o piratas.

Otro factor que desencadena una fuga es una mala instalación eléctrica. También encontramos que en algunas ocasiones somos víctimas del robo de energía por parte de nuestros vecinos o de algunos comercios cercanos a nuestros hogares, lo que puede provocar una fuga.

Por último, podemos mencionar como otras causas latentes la falta de mantenimiento en las instalaciones, ya que la mayoría de éstas superan los 20 años, por lo que elevan la posibilidad de un accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies