¿Cuál es el consumo eléctrico de una nave industrial?

Auto-consumo, energía solar
Auto-consumo con baterías: ¿ventaja o inconveniente?
26/08/2019

La mayoría de los expertos en naves industriales, afirman que el consumo eléctrico de una nave industrial depende de los metros cuadrados de los que disponga, del tipo de actividad que se ejecute en ella y del número de aparatos requeridos.

Definición del consumo eléctrico:

El consumo eléctrico se define como la cantidad de kW/hora demandados en una casa o en este caso cualquier empresa o nave industrial en el transcurso de un periodo de tiempo establecido. El término se factura en función del precio de la potencia eléctrica contratada con la compañía.

Para calcular el consumo eléctrico se puede emplear la siguiente fórmula: potencia (kw) x tiempo de utilización.

Cuando se trata de las naves industriales, lo más común es que el consumo cambie considerablemente entre el verano y el invierno, sin embargo, todo depende de la actividad.

En los meses calurosos, los requerimientos de refrigeración y climatización hacen que el consumo se eleve. Por el contrario, en invierno la carencia de aire acondicionado, entre otras cuestiones, hace que los costes se minimicen mucho. Independientemente de eso, lo más aconsejable es comparar tarifas eléctricas y naves.

¿Cómo saber el consumo eléctrico de una nave industrial?

El consumo eléctrico de una nave industrial es muy diferente de la de un inmueble o vivienda.

La potencia eléctrica en una vivienda en España suele ser de 4,6 kW, lo que es igual a un consumo de 685,24kWh.

En las naves industriales, la potencia eléctrica es por comúnmente superior a los 14,49 kW llegando inclusive a los 800 kW, dependiendo también de las dimensiones de la nave y de la actividad en la que en ella se ejecuten.

Por ley, el dueño de una nave industrial deberá contratar una tarifa 3.1A. Esta es distinta de la 3.0A en que la potencia a contratar puede llegar hasta los 450 kW.

Así, en las naves industriales con una potencia de luz y consumo por encima de los 15 kW, cuenta con un maxímetro en lugar del Interruptor de Control de Potencia (ICP). Este instrumento imposibilita que haya un apagón o corte del suministro si se llegara a superar la potencia contratada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies