Ahorra energía en casa este verano

Plataformas y App’s para el control de trabajadores
21/05/2019
El precio de la energía en los hogares de la UE
30/07/2019

Desde el equipo de Dielectric somos conscientes de que cuando llega la época de verano, las altas temperaturas nos obligan a tomar medidas dramáticas para disminuir el calor en nuestras casas. Es un momento adecuado para repasar una lección básica y ahorrar energía en casa este verano: ¿hemos asumido la nueva cultura del ahorro energético? No sólo se trata de hacer un uso moderado del aire acondicionado, sino de revisar nuestro comportamiento.

Pero si además de contundentes pretendemos que las medidas sean sostenibles, estos son los consejos que dan los expertos que harán de nuestro hogar un lugar fresco y ecológico.

 

– Ataca el calor sin aire acondicionado

Hay muchas formas de bajar la temperatura sin utilizar el aire acondicionado. Un dato: un ventilador gasta un 90% menos de energía que el aire acondicionado y su aire produce un descenso de la temperatura de entre 3 y 5 grados. Por ello, se recomienda utilizar ventiladores de techo o de pared que ayudan a disminuir la temperatura con el movimiento del aire.

Cuanta más diferencia haya entre la temperatura del exterior y la del interior de la casa, más trabajo tendrá que hacer el aparato de aire acondicionado. Y eso implica un mayor consumo de energía.

Cuando menor sea esa diferencia, menos esfuerzo tendrá que realizar, así que lo ideal es calibrar la temperatura que hace afuera cada día. Así estaremos cómodos en casa y no haremos un gran gasto.

 

– Aprovecha la luz natural

En verano tenemos más horas de luz y eso nos puede ayudar a ahorrar energía y dinero si sabemos aprovecharlo. Si no queda otra opción que encender las lámparas, lo más recomendable es utilizar bombillas de bajo consumo. ¿La razón? Gastan hasta un 75% menos y duran 8 veces más.

 

– Apaga luces y aparatos

Apagar los aparatos electrónicos que no utilizamos reduce la generación de calor en casa. A la hora de sustituir los viejos, es fundamental elegir aquellos que ahorren energía y que desprenden menos calor.

Si los filtros del aire están sucios u obturados, el aparato deberá esforzarse más y consumir más electricidad.

Lo mismo ocurre con el frigorífico. Limpiar su parte trasera y revisar que está a la temperatura adecuada ayudará a un funcionamiento más eficiente.

 

– Baja las persianas y corre las cortinas en las horas de mayor exposición al sol

Para aumentar el misterio y ahorrarnos sofocos, otro consejo con el que el hogar tendrá carácter será el cierre de persianas, cortinas y contraventanas. El encanto del ambiente de penumbra evitará además un sobre-calentamiento de la casa.

Si esto no fuese suficiente, la instalación del clásico toldo puede ser el complemento perfecto. Todos estos remedios se deben retirar durante la noche, aprovechando el descenso solar y en las primeras horas de la mañana, cuando el aire es más fresco.

 

– Viste con ropa fresca

En verano, evita ropa apretada y utiliza prendas con tejidos naturales, como algodón o lino. Vestir con ropa transpirable y ligera cuando hace calor hará que retrases la hora de encender el aire acondicionado, lo que significa ahorro energético y hasta para tu bolsillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies